Te conocí en un bazar

entre cuadros, y revistas, camisetas, discos y jeans

|

martes, diciembre 26, 2006

Navidad


Esta ha sido oficialmente la navidad más corta y relajada de todas. Una hora comiendo con los abuelos y media hora con mi padre, semi dormida. Por suerte me perdí los villancicos y no comí en exceso (al menos el 24). El resto la pasé en taxis de Miraflores a La Punta y de La Punta a Monterrico llevadas por un conductor que quería llegar a Jesús María antes de las 12, por lo que hizo ese trayecto en una inverosímil media hora. Pasamos del borde del mar al pie del cerro a toda velocidad, mirando primero a la gente celebrar en las calles del Callao, con cerveza en las esquinas y cohetones en barrios donde nada está prohibido. Y luego observando las calles desiertas de Surco, finamente iluminadas y resguardadas.
Me olvidé el regalo de mi hermana y ella se olvidó el mío. Mi abuelo inventó la champiña: champagne con jugo de piña y mezclado en balde para toda la familia. Mis tíos erraron otra vez sus regalos: recibí un extraño llavero y una agenda de las ediciones Paulinas, que me ha permitido aprender que mi cumpleaños es el día de San Celestino V y que el verdadero nombre de Bono es Paul David Hewson, quien figura entre sus "personajes que dejaron huella", acompañado por Benedicto XVI, Sor Ana de los Angeles, Isabel Allende y Pelé.Me gustaron más sus abrazos y sinceras buenas intenciones.
El 25 en la mañana mi hermana y yo subimos a un colectivo donde luego de decirle "buenos días", un señor dijo "Hay que decir Feliz Navidad, pues". Y el día anterior el señor casero de mi librería cercana me dijo "Feliz Navidad...siempre cuidando la bicicleta!", mientras me daba la mano. Fue mi saludo favorito, junto a esta imagen que mandó Rai por mail:


Para terminar, una frase extraída de "Juventud Nueva":
"Jamás se desvía uno tanto como cuando cree conocer el camino". Creo que a Andy le hubiera podido gustar...

2 Comments:

  • At 3:15 a. m., Blogger Max said…

    A Andy le hubiese encantado, pero Truman se hubiese guiado por ella (digo, hasta para el desvío uno necesita de cuando en vez una brújula). La pregunta (existencial) que me hago es ¿qué pasa cuando uno esta seguro de que está yendo por el desvío? Digo, no me vas a venir que estoy yendo por el camino correcto, porque en serio que me cagas la estoneada con roche. Besos y Merry Xmas & Happy New Year!.

     
  • At 8:35 a. m., Blogger lucia said…

    querido!
    no me vengas a decir que vas por el camino incorrecto, porque dejo de seguirte ¿a dónde iremos a parar?

     

Publicar un comentario

<< Home

 
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com