Te conocí en un bazar

entre cuadros, y revistas, camisetas, discos y jeans

|

domingo, setiembre 18, 2005

Si eres mujer pierdes!

Escuché ayer esta frase mientras estaba en el baño de una disco en el centro. Afuera había un concierto que estaba muy bueno, pero las chicas que decían esto tenían razón: si te metías al pogo, y eras mujer, "perdías".
Eran un par de quinceañeras que probablemente estaban empezando a ir a conciertos en el centro de Lima y comentaban que por haber estado en primera fila habían tenido que soportar que las invadan de ese modo. Obviamente lo resumían con la palabra "perder", pero en realidad es una invasión al espacio de la otra persona: la mujer que tiene la mala suerte de estar junto a alguien para quien el cuerpo del otro no inspira respeto. Y la palabra "perder" siempre es dicha con una resignación que me irrita mucho en este caso. Es como algo que tienes que aceptar "caballero nomás".
¿Es que no inspira respeto el cuerpo del otro, o sólo el de "la otra"? Dentro del pogo ¿los hombres respetan sus cuerpos y no los de las mujeres?. Es decir, los empujones y golpes que se propinan parecen tener una especie de regla: hay un punto en que si se pasa cierto límite, puede empezar un pelea. Pero aparte de ese límite hay un código de agresión tolerable que se comparte. ¿Qué pasa en el caso de las mujeres? Si yo me meto a un pogo sé que me expongo a algún golpe accidental y lo acepto, pero no tendría por qué aceptar que mi cuerpo pase a ser propiedad de la colectividad de gente que lo conforma.
Hace tiempo que no me pasaba eso en un concierto, que por querer estar lo más cerca posible a la música, tuviera que arriresgarme a ser tocada por alguien. Y es inútil dar un codazo o patear a quien te agrede, porque probablemente no le importe, ni le duela, se ría y a los dos minutos vuelva a hacer lo mismo con otra persona.
En realidad estaba tan contenta que en ese momento no le dí importancia al asunto.
Fue esta mañana en que me quedé pensando en las agresiones que una chica puede sufrir saliendo de noche, luego de hablar con una amiga a la que lo que más le había molestado eran en realidad palabras: halagos vacíos, gileos poco sinceros que se sienten como manotazos de ahogado.
Lo más triste es pensar que las peores agresiones pueden ser las más sutiles, las que no lo parecen: las amabilidades que disfrazan dobles intenciones o los "patas" desesperados por algún contacto físico que los salve de sentirse solos. Que en el fondo sea más desesperanzador cuando es un conocido quien invade tu espacio, o que una frase típicamente bonita pueda herir en vez de hacer sentir bien. No le darías un codazo a alguien por piropearte ¿o sí?

9 Comments:

  • At 7:47 a. m., Blogger Chacaloncito said…

    Bueno, lo del pogo=macho dancing es algo de tiempo atrás, ya piteaban los Disaffect hace años, fast music doesn't mean violent dancing, pero hablamos de un fenómeno creo que mundial y estamos afectados también los chicos enclenques como un servidor, jeje. Cuando vaya a Perú comprobaré si empujan igual que acá.
    Saludos y esta bueno el blog.

     
  • At 6:38 p. m., Blogger lucia said…

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

     
  • At 6:42 p. m., Blogger lucia said…

    hey! que buena canción!
    Y sí pues, es algo de demasiado tiempo atrás. Pensaba borrar ese post porque era como demasiado obvio. Lo dejé porque que sea obvio no hace que me moleste menos cuando pasa. Ese día en especial me chocaba el contraste entre la agresión colectiva del pogo y la agresión individual disfrazada de galantería, en ambos casos violentando un acercamiento sexual...

     
  • At 10:04 a. m., Blogger dorian said…

    No es algo nuevo, lamentablemente veo lo mismo en conciertos desde hace mucho tiempo. Cuando ocurra eso todos tienen que ponerle el pare al chistoso, de lo contrario las mujeres van a pensar dos veces antes de ir a un concierto.

    Un momento! esto ya lo dije antes en otro sitio, ¿tú no serás...

     
  • At 8:13 a. m., Anonymous nikki said…

    im glad your post is still here= its a topic so 'obvious' that noone wants to talk about it ever... and if they did, even a little, there would be this devastating realization of how violent all that power is, (in place that are supposed to be so damn subversive too) but it all is. yeah, in punk rock all the ladies, and all the not-huge boys many times are totally fucked if they want to dance. but the system of othering chicas continues for us when we leave the show and brings on more bullshit than other people might experience on the way to catch their bus after a concert for example.
    saturday night me and 3 girlfriends got into four different fights with men in the street who were trying to intimidate us - it was just a few out of around 30 or 40 normal guys our age who had said shit to us in public that night. when this dude twice my size i was fighting finally threw me on the concrete, hard, i lay there for a second, heart pounding, my wrist numb from hitting the ground, his spit from our exchange all over my face, and i thought, "why dont they just do THIS..? its so much more honest... instead of this puppydog 'hey, uhh, come here, gimme a hug.' asshole who then can't even admit he's wrong and walk away. i think i rather just be kung-fued for a day than deal with the violence of the delicate male ego acting out his part in public space.

     
  • At 8:16 a. m., Anonymous k-diddy said…

    K- diddy says:
    This post made me think about the way I feel everytime I hear a boy discuss how Yoko Ono broke up the Beatles.

     
  • At 7:46 p. m., Blogger lucia said…

    heeeeeeyyyyyy!!!!!!!
    que paja!
    quiero hacer una canción que diga:
    yoko ono no es una viuda mala
    y su ropa cortada por el público
    que no la dejó desnuda
    y sus discos
    y sus videos
    son mejores que obladioblada

    besos a nikki y k-diddy!!!

     
  • At 3:26 p. m., Anonymous Anónimo said…

    cayen mierda

     
  • At 11:02 a. m., Anonymous E.A said…

    jajajaja

     

Publicar un comentario

<< Home

 
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com